LABERINTOS SENSORIALES

Vimuna

Mueve la rueda de tu existencia.

Inana

Viaje al placer, la atracción, el amor y la sensualidad

18m2 de piel

Un recorrido a través del Laberinto de Eros, el que tiene alma en la piel…

El laberinto de ser… mujer

Una experiencia sensorial, en la que la viajera transitará las distintas etapas de su vida, a través de un viaje que toca dis:ntos estratos de la memoria y del tiempo.

18m2 de piel

Un recorrido a través del Laberinto de Eros, el que tiene alma en la piel…

¿Qué ocurrirá en tu cuerpo, en tu piel, en tu alma?

“Los vecinos decían que lo que les llegaba primero era su olor a fruta madura y a almizcle, después venía la canción, desde adentro, desde algún rincón oscuro que los llenaba a todos de un deseo doloroso. Y que les hacía reunirse en silencio frente a la puerta a esperar. Hasta que uno de ellos sentía los ojos que le miraban a él y sólo a él a través del ventanuco oscuro.
Entonces empujaba la puerta. Entraba…”

La propuesta tiene un formato laberíntico, donde se trabaja con y desde la oscuridad. El viaje se comienza desde el exterior donde les envuelve el olor a romero y donde esperan curiosos a la mujer guía…

Acompañados por ella, el viajero-espectador comienza a adentrarse por un recorrido sensorial. Encontrará estancias que le ayudarán a despertar su imaginario erótico, con curiosidad y sensualidad.

Ecos de risas, copas brindando, sombras de mujer, teclas de pianos, telas sedosas, tierra, fertilidad, almizcle y piel coinciden en medio del silencio.

Ver en la oscuridad, escuchar la levedad, entrar dentro de uno a través de la piel, son algunos ejemplos del lenguaje con el que se trabaja en el Teatro de los Sentidos.
Los pases serán individuales, habiendo un margen de cinco minutos entre espectador y espectador. La duración completa del “viaje” es de aproximadamente cuarenta minutos.

Somos…
Desiree Bhome, Eva Diez,. Andrea Hi Her, Encarna Sanchez Vargas, Celia Ruiz y Carles Jorba.

Un grupo de actores, bailarines y músicos que desean el Despertar de los habitantes.. Un órgano viviente escondido en el Laberinto de la Tierra, para crear instalaciones poéticas con sentido, laberintos y rectas que hacen que encuentres un sentido a tu imaginación e intuición.. Unas manos, que te acompañan sin manejar.. Una luz que te guía sin señalar.. una mirada que no mira, sólo te siente..
Viajamos por diferentes suelos para instalar nuestras propuestas, desde un estado de pura tranquilidad intentamos dar sentido a la poesía..

EL LABERINTO DE SER…. MUJER

LABERINTO CREADO PARA ALMA SENSAI

Inspirado en las cuatro fases de la mujer

El laberinto propone una experiencia sensorial, en la que la viajera transitará las distintas etapas de su vida, a través de un viaje que toca dis:ntos estratos de la memoria y del tiempo. La luna, los ciclos, los arquetipos y los mitos son el hilo conductor en este misterio que encierra lo femenino, en este laberinto de ser mujer.
El Laberinto se compone de cuatro cámaras esenciales más una entrada o introducción, y una cámara de descomprensión.

El bombardeo al que se ve sometida una mujer en su vida:
Estética, competición, madre/ creadora, huida..
Paralelamente, se abre el universo de la cabaña-cueva, donde la viajera está invitada a elegir su vida, el hilo de su propia voluntad.
TRANSICIÓN
Abuela, madre e hija peinándose unas a otras cuidándose y dándose la transmisión de conocimiento y sabiduría. Una silla vacía delante de la niña en la que la viajera se sienta y es cuidada y peinada antes de comenzar su viaje por el mundo y por sus fases, por todas las energías que transitará en su vida y que la transitarán.

CAMARA 1 DEL LABERINTO:
DONCELLA. PRIMAVERA.
La niña se hace joven, completa y libre. Se adentra en la decisión de decidir caminos. A la entrada de la cámara dos esfinges, dos guardianes, dos personajes con dos vasijas en las que mirarse. En el centro un mueble de los antiguos con vasija y espejo. Evocamos aquí el momento de la primera menstruación el encuentro con su sangre. El paso de niña a mujer.
CAMARA 2 DEL LABERINTO:
MADRE. VERANO.
La sensualidad, el amor, la creaCvidad, el encuentro con el otro y la sexualidad. Vivir y dar la vida. Evocamos el momento de la vida en el que la mujer acoge (no solo hij@s). La viajera estará con los ojos vendados y recibirá una experiencia de tacto y contacto, de acogida, calor e ingravidez. Volver al útero materno y ser útero materno al mismo tiempo. El parto.

CAMARA 3 DEL LABERINTO CHAMANA. OTOÑO.
Momento de soltar lo que no sirve, lo que no acompaña. Tiempo de recoger la cosecha. Conexión con el inconsciente. El pájaro que suelta la rama. Sopesar y decidir que rama podar. En esta cámara encontramos todos los fragmentos de una vida representados por libros, páginas, cartas. Es una invitación a la viajera a entrar en su propio inconsciente. Un árbol seco y unas tijeras, una guardiana de su libro personal. La oportunidad de pasar página. De ser salvaje de compartir lo aprendido.

CAMARA 4 DEL LABERINTO
ANCIANA.INVIERNO
Quietud, contemplación y silencio. Liberación y renovación. Sabiduría y visión. Cámara circular, en el que la viajera hace un flashback, por lo que ha sido su vida. Meciéndose en la tranquilidad de su vejez. Preparándose para recibir la danza de la muerte.

FINAL DEL LABERINTO…
DESCOMPRESIÓN Y RENACIMIENTO( vuelta a la fiesta)
Recibimiento a la vida o a la resurrección de la misma.
Música, poesía y oráculo alrededor de la fuente del jardín. Frescura. Quizás la muerte no existe, o nunca exisCó.