PAYASOS SIN FRONTERAS

Mujeres valientes presentes

Diez días en Líbano ofrecen la suficiente solera para empezar a escribir acerca de la experiencia. Cada vez que escuchas el sonido de la puerta corredera del coche de Jean, conductor de la expedición, se abre la aventura.

Empezamos a actuar en diferentes centros donde las mujeres con sus hijos/as acuden a vernos, caras de expectación, curiosidad por lo que llevamos en nuestras maletas, en nuestro corazón. Cada impulso ya sea unas palmadas, un saludo, una ñac ñac de nuestros juguetes, el brillo de sus ojos comienza aparecer, comienza la música y como un acto de magia sus caritas, sus cuerpos van transformándose en alegría, expectación, una cascada de números y juegos hacen que puedas sentir como el gris de sus caritas se transforma en colores… Los colores del Clown.

Vuelves a escuchar la puerta corredera de Jean, esta vez vamos a refugios secretos. Ya en el viaje intuyes lo que puedes esperar en estas casas de mujeres, adolescentes y niñas… Se abre una verja y comienzas a escuchar un llanto de un peque de apenas 2 años, varias adolescentes mirando tras las cortinas de lo que parece ser un salón. Nos cambiamos con un silencio que hablaba de tristeza, escuchamos como las educadoras las acompañan al jardín, sentadas en semicírculo, algunas de brazos y piernas cruzadas, otras mirando a un más allá que sólo ella conoce, comienza la actuación.

Poco a poco entramos en los corazones de cada una, una sorpresa, un truco, una melodía de concertina, van poco a poco haciendo efecto, y puedes sentir como de nuevo hay vida. Vida en el espacio, vida en sus cuerpos y vida en sus deseos.!, ya estamos en una conexión especial! Todas podemos sonreír y algunas reír!, tanto ellas como nosotras sabemos que hay un fin, pero preferimos transformarlo en una fiesta, en un círculo de mujeres unidas, bailando y cantando en libanés, haciéndolas sentir que han sido ellas las que han venido a nosotras, y cerramos aplaudiéndoles, porque ellas y solo ellas son las protagonistas de esta aventura de vida.

Fuente:EL BLOG DE PAYASOS SIN FRONTERAS. www.clowns.org